Trilogías: Dios, Templo y el Hombre

Si me preguntaran cuál aspecto de la personalidad de Dios resultan más cuestionable para todos, incluyendo a los creyentes, es sin duda la capacidad que posee el Creador en manifestarse en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo; que a su vez forman una unidad indivisible.

El asunto resulta aun más comprometedor cuando ciertos pasajes bíblicos, que usados sin un estudio profundo, revelan una total separación entre ellos. Por ejemplo el pasaje de Hechos 2:32 al 33, que dice así: “A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís”.

¿No se deduce cierto grado de dependencia y subordinación del Señor a su Padre celestial? Obviamente sí, y son textos como este que los movimientos sectarios, desde Arrio de Alejandría en el sIV; hasta Charles T. Russell, fundador de la secta de los Testigos de Jehová, han utilizado como base para negar la divinidad de Cristo.

Con la unidad entre ellos y el Espíritu Santo sucede otro tanto. Al decir que el Espíritu Santo se recibe del Padre, es como si éste fuese una fuerza activa, usado a voluntad exclusiva del Padre, y no propia.

Por fortuna, los que yerran en esta dirección son los menos, pues cada día hay más personas deseosas de escudriñar las Escrituras y hallar verdades absolutas, como parte de una enseñanza general de la Palabra, y no extraer versos al azar y desarrollar con ellos una limitada tesis bíblica.

Partamos de que sería imposible limitar a Dios en nuestro cerebro humano, y aunque no podamos explicar cómo Dios se manifiesta en tres personas –los seres humanos no podemos explicar lo que no hemos visto, también sabemos que para Dios no existe la palabra imposible. Así lo revela la Escritura en Lucas 1:37 “porque nada hay imposible para Dios”.

Además de eso, vemos que aun cuando los autores neo testamentarios aluden a cierta independencia entre las tres personas de Dios, constantemente los menciona formando una trilogía de poder, en la cual, la voluntad de uno sería imposible sin la ayuda del otro. El mismo pasaje de Hechos 2:32-33 que acabamos de analizar, así lo demuestra. Los tres fueron y son “colaboradores” en los planes del propio Dios trino en su conjunto

Pero también la Palabra deja constancia de esta unidad substancial en textos claves como 1ra Juan 5:7 que dice “Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.”

En 2da Corintios 13:14 encontramos, además un dato muy importante: “La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén.” Es como si cada uno tuviera su propia función, y como vemos la del Espíritu Santo es la de darnos comunión a unos con otros.

El creyente puede disponerse a creer en la perfecta y santa Trinidad del Señor, abriendo su corazón a la sana Enseñanza de la Palabra, entendiendo con ello que esta relación tripartita no es ni modo alguno exclusivo de Dios. Nuestro Creador, nos muestra por medio de otros ejemplos, que su trilogía guarda relación con otras trilogías.

En los días del Antiguo Testamento Dios tenía necesidad de indicarle a su pueblo Israel, un lugar donde ellos pudieran adorarle. Este es el caso del Tabernáculo de reunión, que fue el primer templo o lugar de adoración a Dios. El Tabernáculo no fue una obra que dejó el Creador al libre arbitrio de su pueblo, sino que dio instrucciones precisas acerca de cómo debía construirse, así como de los instrumentos y mobiliario interno. En los capítulos 25 al 27 y del 36 al 40, del libro de Éxodo se describen detalladamente estas instrucciones.

En el Tabernáculo encontramos otra trilogía, la cual tiene que ver con la estructura del mismo. Luego al construirse el templo por Salomón, aun cuando el nuevo edificio, superaba en dimensiones, belleza y lujos al sencillo tabernáculo, la estructura, no obstante, se mantuvo. Primero encontramos los atrios, entre los cuales sobresale el atrio de las gentes, donde en época del templo herodiano, se encontraban los extranjeros y mercaderes.

Dentro del tabernáculo y posterior templo encontramos el lugar santo, donde estaría la mayoría del mobiliario, como la mesa de los panes de la proposición y el candelero de oro. La Palabra así lo establece en Éxodo 26:35 “Y pondrás la mesa fuera del velo, y el candelero enfrente de la mesa al lado sur del tabernáculo; y pondrás la mesa al lado del norte.”

¿Qué estaba más allá del citado velo? Ahí estaría el lugar Santísimo, o Santo Sanctorum. El verso 33 de ese mismo capítulo 26 de Éxodos, así nos lo explica: “Y pondrás el velo debajo de los corchetes, y meterás allí, del velo adentro, el arca del testimonio; y aquel velo os hará separación entre el lugar santo y el santísimo.”

Quizás este lugar especial, sería el más sencillo sin duda en comparación con el resto de lugares similares en otros templos paganos. Apenas el arca del testimonio, dentro de la cual estaban la Ley de las Diez Tablas; la vara de Aarón y restos del alimento que Dios dio a su pueblo, el maná. Pero con eso era más que suficiente. Una vez que el tabernáculo estuviera listo, éste dejaría de ser una construcción cualquiera para ser morada de Dios; pues allí estaba la presencia del Dios vivo. Como lo deja claro el capítulo 40, verso 34: “Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo.”

Siglos más tarde el templo salomónico es erigido como morada de Dios, y algo similar ocurriría: “Y cuando los sacerdotes salieron del santuario, la nube llenó la casa de Jehová. Y los sacerdotes no pudieron permanecer para ministrar por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Jehová”, (1ra de Reyes 8:10-11)

La presencia de Dios estaba en ese lugar y era, para los testigos, asombroso el poder del Altísimo. Ahora bien, sin dudas si Dios tuviera un carácter unipersonal, ¿cómo pudiera reducir su presencia a este espacio a la larga limitado? La propia presentación del Todopoderoso en tres personas, permite que su Santo Espíritu morara entre su pueblo escogido, mientras Dios en su conjunto continuaba con sus labores universales. Recuérdese que el Santo Espíritu tiene la potestad de darnos comunión los unos con los otros.

Ahora bien, la manifestación terrenal del poder de Dios, quedó reducida a cenizas en el 586 AC, cuando Nabucodonosor, destruyó el templo y llevó consigo todo lo que en él había. El Dios santo, hartado del pecado de su pueblo había retirado su presencia del mismo: “Entonces la gloria de Jehová se elevó de encima del umbral de la casa, y se puso sobre los querubines. Y alzando los querubines sus alas, se levantaron de la tierra delante de mis ojos; cuando ellos salieron, también las ruedas se alzaron al lado de ellos; y se pararon a la entrada de la puerta oriental de la casa de Jehová, y la gloria del Dios de Israel estaba por encima sobre ellos”, (Ezequiel 10:18-19)

Pasaron más de 600 años en los cuales, Dios no manifestó su gloria al hombre, hasta que se consumó el sacrificio en la cruz de Cristo. Entonces el amoroso Dios trino, escogería otro templo para habitar, de manera permanente: el propio hombre pecador. Toda vez que la sangre del Señor limpia al ser humano arrepentido, este comienza a vivir por la Fe en este sacrificio, llenándose de la gloria del Padre.

En pasajes como 1da Corintios 6:19-20, Pablo hace énfasis de qué éramos después de convertidos: “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.”

Al igual que en el Tabernáculo, y en el Templo salomónico es el Santo Espíritu de Dios, la tercera persona de la Trinidad, quien mora en nosotros. También el hombre está conformado por tres elementos, a decir: cuerpo, alma y espíritu. Son ellos proporcionales a los tres niveles en los cuales, estaba distribuido el Tabernáculo.

El atrio es nuestra cuerpo de pecado, o de muerte como afirmara Pablo en Romanos 7:24. Es nuestro elemento físico y visible. Es allí donde se libra la más dura batalla espiritual. Por una parte, el deseo carnal de darle riendas sueltas al apetito pecaminoso, y del otro lado, el deseo de ser obedientes a nuestro Padre.

Jesús puede entrar en nuestros miembros carnales, como entró una vez en el atrio del templo herodiano, expulsando con azotes a nuestros enemigos espirituales que nos alejan de Dios. Este hecho es de los pocos que quedó registrado por los cuatro Evangelios, siendo mi preferido el descrito en Juan 2:15-16:

“Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado”. Dios puede cubrir la malicia de tu pecado carnal, y sacarlo de en medio, de entre Él y tú.

Pero una vez dentro de ti, la obra redentora, continúa y llega al segundo nivel del hombre: su alma. Del griego psyche, el alma no es más que el conjunto de pensamientos, sentimientos, convicciones, moral, etcétera, que nos hace seres únicos y especiales. Si analizamos bien, nuestras diferencias físicas son muy pocas. Es sin dudas en el terreno subjetivo donde mayormente se aprecian las diferencias entre los seres humanos. Son estas diferencias subjetivas o mentales de cada ser humano que traen consigo la perdición del mundo.

Dios puede restaurarnos las heridas del pasado; cambiarnos las debilidades de la personalidad; hacernos personas mejoradas; cuando su amor llega como Espada aguda y hace suyo este elemento del hombre. El alma es el lugar santo del Tabernáculo, y es esa la misión de Dios, hacernos crecer en santidad, como dice la Palabra: “porque escrito está: Sed Santos porque yo soy santo”, (1ra Pedro 1:16).

Por último el Señor quiere vivir en tu corazón y cambiar tu espíritu de pecado e iniquidad en espíritu de hijo de Dios. A eso vino el Señor, a cortar el velo que cubre nuestro corazón, y pasar más allá del lugar Santísimo, para darnos una plena comunión con Él.

Cristo puede darnos la satisfacción de vivir una existencia terrenal, sin pecado que melle nuestra carne; sin el tormento de un alma desgraciada y sin la transgresión de un espíritu de subordinación al pecado y sus vicios: “En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu”, (1ra Juan 4:13).

¡Qué honra y honor nos hace el Altísimo! Siendo nosotros corruptibles y perecederos, llegamos a ser el destino de su gloria pura e inmortal.

Sencillamente la condición trina de nuestro Dios y Señor, encaja en las tipologías de su gloria terrenal: primero el Templo construido a manos y luego el sujeto redimido por la sangre de Cristo.

Advertisements

Donald Trump: el mejor aliado del gobierno mexicano.

El título de este articulo estoy seguro habrá captado la atención del lector por su carácter ilógico y falto de racionalidad. Recientemente el multimillonario icono del poder inmobiliario estadounidense, Donald Trump hiciera su lanzamiento para la candidatura presidencial por el Partido Republicano y con ello algo que lo ha lanzado a la fama más rampanpante: la acusación ofensiva contra los mexicanos, a los cuales tildó de traficantes de drogas, delincuentes y violadores. Sin duda la carrera política hacia la Casa Blanca a mi modesto entender terminó ese mismo día para Trump. Sus comentarios, más allá de racistas, demostraron su falta de diplomacia, ética y responsabilidad en sus palabras. Ni al más conservador de los estadounidenses se le ocurriría poner en las manos de semejante personaje los destinos de esta nación. Pero a pesar de su descargue contra los hijos de la Tierra de Juárez, Donald Trump si se ha convertido en el mejor aliado del gobierno de México. Parecerá estúpido pero es así. Desde que Enrique Peña Nieto llegara al poder en 2013, para poner fin a la guerra contra el narcotráfico que trajo a ese país más muertos en solo un año que todos los soldados norteamericanos caídos en las guerras de Iraq y Afganistán combinadas, las esperanzas habían asomado, tal cual arco iris en medio de los negros nubarrones torrenciales. Peña Nieto, más con aires de galán de telenovelas que de político, con una verborrea un tanto más inteligente que sus antecesores, buscaba sacar a esta bella nación de la crisis política que vivía. Pero en sus dos de cinco años como gobernante, México sigue siendo el mismo país, donde la violencia no cesa y los cadáveres y fosas comunes clandestinas están a la orden del día. Nada ha cambiado Peña Nieto, excepto en que ahora la impunidad es aún más abierta. En septiembre de 2014 toda la América se consternó ante la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Iguala. Niños que fueron apresados por la policía local y de ellos no se sabe aún nada. Ni siquiera sus cadáveres han podido recibir un digno trato. Sus restos mortales están por ahí, en algún lugar escondidos. Lo peor es que los 43 no es ni remotamente un caso aislado, sino solo la punta del iceberg. El problema que vive la nación azteca de institucionalidad es ya degradante y no parece que se vaya a resolver. De acuerdo a estudios divulgados por el periódico La Jornada solo en 2013, la mitad de las prisiones mexicanas estaban controladas por el hampa, con un sistema de autogobierno. Por su parte el Índice Global de Impunidad dispuso que México ocupaba el penúltimo lugar entre las 59 naciones que brindan y acumulan información acerca de este fenómeno. Considerado de este modo en un estado corrupto, donde más del 75% de los delitos quedan impunes. Sin embargo, paradójicamente, el sistema judicial es incapaz de asegurar la gobernabilidad y el respeto de la integridad y dignidad humana. Cerca de un 46% de los reclusos mexicanos están tras las rejas sin sentencia, en clara violación de los derechos humanos. Muy significativamente menos, ahora que todo se ha volcado para protestar contra las denigrantes declaraciones de Trump. Nadie comenta sobre los sucesos de Oaxaca durante las elecciones municipales. Los residentes de esta ciudad, sobre todo el gremio de los maestros mostraron su solidaridad con los estudiantes desaparecidos. Fueron actos de protesta y desobediencia civil donde se quemaron urnas y se dejó claro que una buena parte de la población no confía en el sistema aparentemente democrático del país. Los pocos ecos contrarios a la crisis institucional que vive México están acallados. La prensa mexicana solo sabe hablar de Trump. Está claro que ante los pocos resultados internaciones del Tri y el ya acabado argumento de las telenovelas mexicanas, ahora las palabras del magnate norteamericano son un bálsamo para este gobierno, que ya ahora puede manipular a las masas y unirlas en torno al odio hacia Trump, a fin de que no puedan comprender que si su gobierno fuera diferente, ningún mexicano tendría que aguantar a Trump. En palabras del Ministro de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chang, quien salió a defender la integridad mexicana, con suma justicia a mi entender, éste llama ignorante a Trump. Con esta frase se le levanta la autoestima nacionalista y la sensación de que se tiene un gobierno que no acepta afrentas de nadie, ni siquiera de un multimillonario de la nación del Norte. Sin embargo me cuesta creer, como este mismo señor, aun hoy permanece tan tranquilo, mientras las calles de cualquier ciudad en el país, están en manos de un crimen organizado que para no pocos escépticos es el verdadero dueño de la política nacional. Gracias Trump, podrá decir sin dudas Peña Nieto y su camarilla. Gracias amigo, porque a la gente se le olvidó, que es mi responsabilidad del por qué tantos desean emigrar. donaldtrump

Adolescentes y Redes Sociales: Reflexionar para no caer

El uso de las tecnologías y especialmente en las llamadas redes sociales es una conducta muy común en adolescentes y jóvenes en estos albores del siglo XXI. Este asunto, que ha puesto las manos en la cabeza a no pocos padres, parece que ha llegado para quedarse. Para algunos adultos, las redes sociales debieran incluso ser prohibida para los adolescentes, cuestión que por supuesto ha despertado un rotundo rechazo. No obstante, aun cuando podemos afirmar que se está convirtiendo en una conducta normal para estos tiempos, el deber de las instituciones sociales, especialmente de la familia, es velar porque este tipo de socialización no vaya a ser más perjudicial que positiva. Ante la problemática de que cada día son más los jovencitos y jovencitas que se adentran en el mundo de las amistades online, debe entonces proponerse un marco adecuado para controlar esta modernista actitud.
Primeramente, habría que empezar por definir que es red social o social media, como también se le llama, con cierto matiz anglicista. Aun cuando existían algunas concepciones antropológicas después de la segunda mitad del siglo XX, no si es sino hasta que aparece la internet cuando el concepto de red social adquiere un carácter más completo. De este modo algunos autores concluyeron que una red social “es un conjunto de relaciones en el cual las líneas que conectan los diferentes puntos tienen un valor concreto” (Casales , Real García, & Benito, 2011). En este caso el punto que los conecta es el acceso a la comunidad online.
La popularidad de este nuevo tipo de asociación donde no es necesario verse o tener contacto físico se ha extendido, no importando el grupo etario. Según datos oficiales de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación de España, cerca del 75% de los residentes de Europa mayores de quince años, están conectados a algún tipo de red social. De ellos casi la mitad sube periódicamente fotos o videos personales (Casales , Real García, & Benito, 2011). En este sentido cabe advertir que las personas que continuamente hacen este tipo de cosas exponen sus vidas al conocimiento de terceros. El asunto es más crítico cuando estas actitudes son asumidas por adolescentes que no poseen la suficiente madurez como para lidiar con la duda de que es lo correcto o lo que no es.
Los EE UU y especialmente nuestro estado de Florida no son excepciones a esta difusión agigantada del uso de las redes sociales. Ricardo Segura (2014), periodista de “El Nuevo Herald” expone los datos aportados por el Instituto Superior de Estudios Psicológicos, donde para los adolescentes de hoy en día un signo de identidad con su grupo etario es el uso de tecnologías, muchas veces más sofisticadas que la de los padres. De igual modo, existe una determinante actitud de mantenerse socializándolo por medio de la comodidad del chat en alguna red social (Segura, 2014). No habría que ir muy lejos, solo pararnos en la salida de cualquier middle o high school de nuestras comunidades y ver cuantos muchachos y muchachas salen portando equipos electrónicos, los cuales son usados para comunicarse con otros.
Desgraciadamente este medio ha servido para la propagación de manifestaciones delictivas o antisociales que llevan a cabo algunos adolescentes. Es común encontrar en la web, videos donde un adolescente es objeto de abuso físico por compañeros de clase o incluso por adultos. En el condado Pasco, ocurrió un incidente, donde una estudiante de solo 16 años Shase Cristia, que fue golpeada por otra estudiante en el bus escolar. Mientras esto sucedía, otra joven grababa con su cámara subiéndolo al Facebook y al Youtube, donde en poco tiempo tuvo más de dos mil visitas, como si se tratara de un circo (Benavides , 2013). Lo peor del incidente es que para Cristia no solo son los golpes, sino el ultraje y la humillación de hacerse famosa por medio de las redes.
Otro punto dramáticamente interesante es el relativo al reclutamiento y difusión de delitos sexuales por medio de las redes. Un incidente de este tipo tuvo feliz final en el condado de Sumter, donde veintidós personas fueron arrestadas por intento de diferentes crímenes sexuales con menores (HolaCiudad, 2011). Las autoridades pusieron un cebo por medio de las redes sociales donde se hacían pasar por niños entre 13 y 14 años. Los depredadores, por su parte sedujeron a las supuestas víctimas, y llegaron a acuerdos para tener sexo con ellos (HolaCiudad, 2011). Aun cuando este hecho no terminó en un desenlace trágico para ningún niño, lo cierto que deja sobre evidencia el papel de cómo las redes sociales pueden servir para cometer estos despreciables tipos de delitos.
Como conclusión para este tópico, podemos decir que llegamos a la era de las redes sociales online y estas se han vuelto muy populares entre los adolescentes. Son muchos los usuarios al Facebook, Twitter, Youtube, MySpace, Yahoo, entre otras, como para que esta tendencia vaya a desaparecer pese a los muchos temores que despierten. No habrá manera de romper con esta tendencia porque es lo mismo que negarse al progreso. Pero, de igual forma, requiere una continua y perfecta verificación por parte de padres y demás elementos comunitarios. Sabemos que es un gran desafío el uso, o en este caso, el mal uso de las tecnologías en fusión de la socialización online, pero este desafío debe movernos hacia decisiones acordes con este tiempo que estamos viviendo.

La Espana de la Izquierda hoy, empezó con Bernarda Alba y continúa con del Toro

La Guerra Civil Española fue un hecho que marcó un antes y un después en la historia de ese país. Los muchos sucesos que afectaron a la sociedad ibera durante los tumultuosos años ’30, impactaron en su población de forma dramática. Precisamente drama es la palabra clave para analizar este evento histórico. Desde la perspectiva historicista, pero sin dejar de mirar el hecho con ojos de artista, se hace menester un análisis, partiendo desde dos importantes obras: “La Casa de Bernarda Alba”, del genio gitano, Federico García Lorca y el “Laberinto del Fauno”, del cinematógrafo azteca, Guillermo del Toro. La primera, escrita para el teatro, tiempo antes del desencadenamiento de la Guerra; la segunda, puesta en escena ya unos cuantos años después del fin de la Guerra. En ambos sentidos, tenemos una España, que ya no fue ni será lo mismo, tras ese fratricida conflicto bélico.
Federico apuesta por una descripción de la sociedad, enfocada en el micro mundo de la casa de Bernarda. La particular familia, donde no había hombres, representaba los distintos estamentos sociales de la España durante la tercera década del pasado siglo XX. Tenemos a la propia Bernarda Alba, regia y conservadora como la monarquía, que por tal de mantener ese estatus, fue capaz de entregar el poder al fascista Franco y sus hordas falangistas. Por otro lado tenemos a la Poncia y la criada, ambas pobres, sometidas, pero incapaces de hacer algo por cambiar su situación. En el fondo, con sumo dolor lo admito, sucede que a veces en las distintas sociedades, encontramos que los más humillados y excluidos, son los peores cómplices del sistema que los hunde en la miseria.
Por otro lado están las hijas de Bernarda. En ellas está el futuro de España, micro visualmente, de la Casa. Pero como en todo, falta siempre un salto de valor y no todas están dispuestas a darlo, sino la rebelde Adela. Es en este instante, cuando enferma de amor por Pepe Romano, el único personaje masculino, de la obra, pero que el autor mantiene en un total silencio, llega para poner todo patas arriba y llamar a Adela, e incluso a la propia Poncia, a la rebelión en contra del régimen opresor. El fin, triste, recuerda que cualquier proceso social, requiere de mártires y sacrificios, saltando siempre la pregunta, ¿habrá sido en vano?
Por su parte Guillermo del Toro, ya no se fija en una descripción tan completa como Lorca, sino que dibuja un conflicto en torno a la imaginación prolija de una niña, Ofelia, quien sueña con ser Princesa en un mundo de hadas y surrealista. Por cosas que no quedan claras en la obra, Ofelia será hermana de un niño que aún no ha nacido, pero que tendrá por padre, a un malvado oficial falangista, el capitán Vidal, cuyas manos no tiemblan para matar en nombre de Franco. Suceden conflictos, donde se mezclan la realidad, bien cruda y fatalista, con una fantasía de exigencias, en aras de recibir el don debido: el regreso de Ofelia a su fascinante mundo, donde ella es la Princesa perdida, que rueda por la tierra, llena de horror.
Hay un detalle que a mi juicio, se diferencia un tanto la obra de del Toro con la de Lorca. Ambos autores son considerados de tendencias izquierdistas, si bien es cierto que todo intelectual es de la izquierda romántica y esperanzadora. Sin embargo, en el caso de Lorca, este no hace una distinción ideológica de ninguno de sus personajes. Aun cuando Lorca fue comunista, no se atreve a minimizar el papel de otras facciones políticas que pelearon contra Franco. Sin embargo, del Toro sí comete este imperdonable error. Los franquistas llamaban a los guerrilleros como “los rojos”, o sea de afiliación comunista. Una pobre percepción de un problema tan grande. Los comunistas de por sí no habrían significado un problema para Franco, por lo pocos que eran en ese entonces en España. Pero al final, los mismos comunistas que ostentaban el poder en la Rusia soviética del Stalin, cometían los mismos o peores crímenes, como los del falangismo.
Al final, aun cuando la muerte borra la presencia del personaje principal y la crudeza de una realidad parece que es inalterable, surge lo insólito: la esperanza renace, o mejor dicho, no muere. Ofelia llega a su mundo, con su sangre martirizada, responde la pregunta que dejaba intacta Federico, tras el sacrificio de Amalia. Sí, siempre valdrá la pena luchar por un ideal. Entonces, el hermanito de Ofelia, significa ese futuro maravilloso de la España actual, donde confluyen los intereses de los distintos estamentos sociales, donde existen las garantías para que tanto socialistas, como conservadores elijan a sus representantes políticos.
No obstante todo lo anterior, España es lo que es, tras formarse antes, durante y después de la Guerra Civil. Fue un periodo histórico difícil y lleno de vicisitudes que los iberos supieron afrontar. Guerra, necesidades básicas y penurias espirituales dejaron las secuelas en una sociedad que vivió la peor de las tragedias. De este modo, aun cuando lo más negro del ser humano fue sacado a la luz de la historia, por medio de la mano del falangismo, el arte se hizo eco de este suceso, con estas dos colosales obras artísticas. La sociedad española de hoy busca en otros laberintos, sin faunos surreales, sino líderes humanos, que harán de esa casa grande, una nación próspera.
150524222856_sp_podemos_624x351_reuters_nocredit

download (1)

images

Acuerdo Cuba-EE UU: medio año de sueños y pesadillas.

1428783737_670849_1428833010_noticia_fotograma
Recuerdo perfectamente, cuando hace seis meses atrás, estaba yo mirando las noticias a través de mi IPhone, cuando vi que decía algo así como que Barack Obama y Raúl Castro, darían a las 12:30 pm, simultáneas declaraciones oficiales. A la sazón, parecía que se trataba solo del canje de prisioneros políticos, que ambos países mantenían. Cuba devolvería al controvertido y aparente agente de la CIA, Alan Gross y EE UU por su parte a los tres espías que aún mantenía encerrado justamente, por sus implicaciones en el derribo de una avioneta de la organización humanitaria Hermanos al Rescate. Al final de aquella declaración no obstante, dejaba otro asunto mucho más vital en el ambiente: la posibilidad de que Cuba y los EE UU reiniciaran sus relaciones diplomáticas y el fin definitivo del Embargo. En ese momento estallaron una vez más las pasiones criollas. Los que abogan por que sí es necesario el levantamiento del embargo y el fin de este capítulo, y aquellos que defienden las hostilidades entre las dos naciones. Puñetazos de aquí para allá, gritos, calificaciones, familias divididas, etc. Parece que en asuntos políticos somos mediocres e imitadores artistas circenses. En mi modesto caso particular, reitero hoy lo que dije en un principio, estoy en el mismo medio entre ambas posiciones. El embargo ha fracasado en un 50% y ha sido victorioso en otro 50%. Ha fracasado porque los Castros y el comunismo siguen en el poder en Cuba. Ha funcionado porque del mismo modo ha significado una limitación a los intereses expansionistas de los hermanos Castros. Recuérdese que antes de que el embargo se tornara fortalecido a partir de la caída del Eje socialista de Europa Oriental, Fidel Castro invertía millones de dólares en la creación de focos guerrilleros en buena parte de América Latina. Pero reitero, decir que se mantenga o se levante, no es lo más importante. Lo triste de esto es ver como tantos cubanos, incluso aquellos que residen aquí en los EE UU como los que quedan en la Isla, aún creen que del des-gobierno castrista puede salir algo positivo. Las ilusiones de aquellos que lucran con las necesidades domésticas, llevando baratijas de mala calidad, que revendiéndolas al triple o al cuádruple han logrado amasar algunas fortunas, se están viniendo abajo. Hasta este instante, las negociaciones han girado en torno a la idea de cuanta inversión norteamericana pude recibir cuba. Se habla entonces de la probabilidad de abrir Wal-Mart, Key-Mart, Sears, viajes en crucero, yates, inversiones financieras, entre otras modalidades. Estas megas compañías se tragarían en segundos la pequeña economía de la Isla. Harían añicos el libre mercado pues eliminarían de golpe la competencia. En un contexto de territorio virgen a la inversión foránea Cuba seria dividida entre el verdadero capitalismo feroz de exterminio competitivo, por un lado, y del otro, el mecanismo de estado controlador y estable que es sin duda el estado socialista. ¿Y el cubano de a pie, Ud., y yo? No importa si reside en Cuba, no importa si anda dando vueltas por ahí, como un ser sin destinos ni orígenes, no importa tampoco que ya se haya asentado al norte del Estrecho de la Florida. Ud., y yo, quedamos en el medio. En medio de esta despampanante negociación, donde si le quedaba algún sueño, créame, todavía le espera ver la pesadilla.

Gloria Álvarez en Tampa: del vacío a la esperanza.

De raíces tan profundas, que van desde la tropicalísima La Habana, hasta el frio Budapest. Con una mirada que dice tantas verdades, como el desenfreno de sus palabras. Con la excelsa presencia de una locuaz oradora, así fueron las impresiones que dejó la jovencita, Gloria Álvarez, después de su meteórica jornada acá en nuestra ciudad de Tampa. Nacida en Guatemala, con ascendencia cubana y húngara, es esta mujercita, fruto de un mestizaje poco usual, donde no obstante se deja un claro punto en común, es ella el resultado del encuentro forzado de dos familias en la tierra del quetzal. Un encuentro motivado por el arrollador paso del comunismo, que con su fuerza diabólica tanto daño ha dejado en los lugares donde ha sido establecido. Gloria, por su parte es resultado de otras cosas. Como de un enorme deseo de empoderamiento que la ha llevado a obtener becas en varias universidades del mundo y que por esas cosas del destino, hizo lo suyo para deleitarnos con su diatriba, primero en la prestigiosa Casa Cuba de Tampa y luego en el Marshall Student Center, de la Universidad del Sur de la Florida. El motivo de su gira, es el mismo que ha marcado el destino político de Gloria: su lucha por remover la tendente manipulación del populismo, claro y visible engendro del comunismo fallido del siglo pasado y en su lugar la restitución del concepto sublime de Republica. En pocas palabras, Gloria nos presentó una dicotomía entre “Republica vs Populismo”, tema central de sus discursos. Para ella, el estado debe estar lo más alejado del panorama socio-económico, y ser solo, como un medio de dialogo y balance entre los distintos focos de poderes. Un modelo, muy significativamente parecido al concepto de liberalismo clásico que motivo el movimiento revolucionario de los siglos XVIII y XIX. Para ello, Gloria contrarresta la manipulación burda del estado populista, que busca perpetuarse en el poder por medio de un plan demagógico de asistencias sociales, que ganan las almas del individuo, despojándoles del sentido de libertad de conciencia. Para esta libertaria, amante de la obra jurisprudencial y política de Fredreric Bastiat, lo mejor es establecer un marco latinoamericano de encuentros regionales para los que deseemos refundar la Republica, en franca oposición al Foro de Sao Paulo, encuentro de los más retrógrados pensadores, defensores del ultra izquierdismo populista latinoamericano. Al terminar, luego de presentarnos su proyecto liberador, enfocado en el individuo y no en el mero mercantilismo estatal. Después de conocer su posición y temores acerca de una penetración cada vez más profunda en las fuerzas armadas latinoamericanas, de los elementos afines a estos gobiernos populistas, plagados de narcoterrorIMG_1066[1]

IMG_1057[1]ismo y guerrillas, Gloria nos dejó algo más. No fue solo su enorme sabiduría, o la facilidad inusitada con la que puede expresar discursos tanto en el español como en el inglés. Gloria Álvarez, se nos fue de Tampa, no sin antes dejarnos la esperanza.